La historia del origen del yogur.

El yogurt tiene antecedentes procedentes del lenguaje turco, donde se le conoce a este producto como yogurt, una palabra muy parecida a la del español. Sin embargo, las descendencias del turco no acaban aquí, debido a que el nombre del yogur se debe a su método de preparación, que se realiza mezclándolo y en Turquía se conoce yogurmak.

Los primeros yogures que se crearon fueron hace mucho tiempo, y se desconoce exactamente la fecha en que se produjeron. No obstante, se cree casi con toda probabilidad que los primeros yogures eran de fermentación espontánea.

Al principio nadie conocía los beneficios del Yogurt.

El Yogur era una comida más en varios países, pero al principio nadie conocía los beneficios para la salud que este producto provocaba en el ser humano. Más tarde, un biólogo ruso afirmó que el yogur era beneficioso para la salud y aumentaba la esperanza de vida de los seres humanos, por lo que luego se extendió el consumo de este producto lácteo en más lugares. A la hora de elaborar un yogur, existen una serie de bacterias benignas que deben de introducirse en la leche.

Por ello, en la fabricación de un yogur suelen introducirse dos o más bacterias con el fin de conseguir una fermentación más completa y adecuada.